0 5 mins 2 meses

El personaje le permite a Gustavo Loiácono transformarse en un Iron Man que utiliza su armadura y su poder para ayudar a niños y familias, brindándoles consejos para que sean unidos, para que estudien y que se pongan metas que puedan alcanzar. Él considera que ellos pueden construir su futuro siempre que se lo propongan, a base de estudio y esfuerzo, y con su colaboración en la escuela y la casa.

Gustavo tenía una empresa metalúrgica y decidió, por muchas circunstancias que no lo hacían feliz, cerrarla y empezar la actividad de animación de eventos que le permitían tener más tiempo para su familia y alcanzar otros objetivos. Así nació el Tony Stark argentino, el alter ego de Iron Man.

“Tenía una empresa metalúrgica y por distintos motivos no estaba feliz; era muy desgastante. En ese momento había fabricado un traje básico de Iron Man a modo de hobby, para utilizar en proyectos solidarios. De pronto empezaron a surgir eventos donde debía estar presente, y así creció cada vez más hasta que esta actividad me comenzó a servir mucho económicamente, dándome además, muchísima satisfacción. Ahí tomé la decisión de apostar al proyecto Iron Man, ya que lo hacía de una manera que nadie más lograba. Así fue creciendo hasta que el boom se dio cuando decidí hacer el rol de Tony Stark a los pocos meses, y eso fue lo que proyectó mi trabajo en la actividad solidaria: la gente quería ver a mi Tony”, confiesa Gustavo.

Comenzó a verse en programas de TV y a animar cumpleaños de algunos famosos. Esto lo llevó a aparecer en más de cien notas y programas de Argentina, América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia.

Su fama en ascenso y su gran carisma permitieron que realizara entre los años 2019 y 2021 más de diez comerciales, algunos de ellos muy premiados internacionalmente, como los que realizó para Philco. En las redes, los videos con sus actividades superaron los 150 millones de reproducciones.

Con una empresa de Turismo como sponsor llegó con su traje y su performance como Tony Stark a Nueva York en el año 2021, con resultados muy buenos que le abrieron las puertas para hacer una

gira por Los Ángeles, Las Vegas y Nueva York por segunda vez.
Su impulso y su tenacidad lo llevaron a hacer casting para una empresa automotriz líder mundial cuyo resultado todavía está por hacerse público. Así llegó a tener contactos con muchos famosos que gustan de su trabajo.

“Tuve el honor de contactarme con el gran Carlitos Balá, que fue mi ídolo. Llegué a conocerlo en persona y me recibió con mis hijos. También me contacté con muchísimas personas super profesionales del medio, que yo siempre seguía, y que también son fans de mi trabajo”.

Este héroe se consagra como tal, complementado por su parte s o l i d a r i a. Iron Man v i s i t a

hospitales, hogares, comedores y ha entregado prótesis (en un principio en 3D) pero que luego fueron en silicona hiperrealista. Tienen un costo muy alto y las dona un laboratorio para que él las entregue a niños y niñas que las necesiten.

A Gustavo no lo detuvo ni la pandemia, el peor enemigo de la humanidad en estos últimos tiempos, ya que en ese lapso hizo cuentos en video para los chicos que sufrían el encierro, algunos con casos muy complicados. El objetivo era darles apoyo emocional junto a sus familias ya que sufrían muchísimo el encierro. Con la colaboración de conocidos suyos llegó a visitar hospitales en La Pampa, con el objetivo, siempre, de llegar a más instituciones dentro de Argentina.

“Los proyectos a futuro que tengo desde lo solidario es llegar a más hospitales y niños, consolidando mi actividad, e ir escalando lugares dentro de Argentina”, sueña Gustavo, haciendo referencia a sus mensajes para chicos internados, algunos con casos delicados, que llegaron hasta España, Paraguay, Italia, Chile y México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *