0 4 mins 3 meses

Su nombre oficial es RALLY LOCOS DE LA PATAGONIA. La loca idea surgió debido a las charlas mantenidas entre Emiliano con su hermano y otros miembros de “SK expeditions” cuando recorrían la Patagonia.

Fue así que se les ocurrió recorrer los mismos caminos de ripio, pero en los autos clásicos argentinos (y otros también), puesto que de esta manera se disfruta distinto la ruta; se viaja más lento, pero, como siempre se rompen, se visitan más pueblos ya que se debe parar en talleres y se n de otra manera los lugares por donde se pasa.

“Fue una idea que quedó flotando en el , y un día, hablando con Sandro Escudero, un vecino mío que tiene varios autos clásicos, nos decidimos a llevar a cabo el primero el año pasado, donde fuimos con seis autos. Este año fueron once autos y el año próximo, parece, serán más aún”, comenta y sueña Emiliano Leto.

La característica del rally es que se debe unir la bella localidad de San Carlos de Bariloche con Calafate, pero por caminos de ripio; y en otoño las rutas en esa zona están casi desiertas. Cada día, además de cumplir la etapa, existen condiciones a cumplir que están relacionadas con los autos clásicos, por ejemplo, un día cada equipo tiene que empujar su auto durante 50mts; otro día hay que parar a visitar un taller.
Muchas de estas consignas son muy graciosas, como por ejemplo un día estar toda la jornada disfrazados, o hay noches donde los participantes se aventuran en carpa y se adentran en valles desconocidos y fuera de todo circuito turístico.

La consigna es simple: unir Bariloche con Calafate en seis días aproximadamente. Son dos mil kilómetros, de los cuales quinientos son de ripio.

La próxima será en mayo del 2023 en los mismos lugares. En octubre, de todas formas, vamos a realizar una visita a Balcarce para rodar en la pista que existe allí y visitar el museo Fangio.

No se cobra inscripción, el año que viene vamos a solicitar a cada participante una donación a alguna escuela de la zona por donde pasamos, como requisito para participar.

VIVIDO DESDE ADENTRO

Nicolás Ojeda vive en Pilar y fue uno de los participantes de este rally, y lo comparte con revista EONIA.

“Me enteré a través de mi amigo Maxi, que se enteró que tengo autos viejos y me puso en contacto con Emiliano. Yo iba a participar en la edición en 2021, pero con la pandemia se complicó la puesta a punto del auto, pero participé en la edición 2022, con un Falcon 1972”.

“Es una experiencia única, a diferencia de las carreras de regularidad o rally históricos, aquí es todo a pulmón, camaradería y amistad. Nosotros tuvimos un problema mecánico en Gobernador Costa y decidimos con mucha pena abandonar el rally. Pero pudimos solucionarlo en Esquel y decidimos volver. Habíamos quedado novecientos kilómetros atrás, pero Los alcanzamos, nos acoplamos y salimos cuartos”, finalizó emocionado el piloto participante de este rally patagónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.